América ganó y se metió en los ocho

América ganó y se metió en los ocho

El América se aferra a la fe y a los buenos resultados. No le queda de otra. Anoche, los un poco más de 12.000 aficionados que llegaron al Pascual Guerrero vieron despertar al equipo en el triunfo 3-2 sobre Patriotas Boyacá, en juego que cerró la fecha 16 de la Liga colombiana.

Aunque al principio no fue fácil. Los visitantes plantearon un partido ofensivo y al contragolpe, a tal punto que se fueron en ventaja apenas a los 15 minutos de juego. Ese tanto de cabeza del defensa Danilo Arboleda, tras un cobro de Omar Vásquez, acabó con la ambición del equipo escarlata, que tras estar en desventaja, recibió un nocaut.

Patriotas de Boyacá, el mismo equipo que sentenció su suerte y lo envió al torneo de la B, la noche del 17 de diciembre del 2011, fue un rival de peligro. Lentamente el conjunto escarlata reaccionó, pero sus jugadores llenos de nerviosismo no encontraron la fórmula para vencer la portería del arquero Villete.

Ni Martínez Borja, ni Lizarazo, ni Bottinelli y tampoco Olmes García pudieron terminar las jugadas en la red contraria, pero un penalti, tras falta sobre García, sancionado por el central Nicolás Gallo, al minuto 45, le dio respiro al América. Martínez Borja, con frialdad, anotó el empate, una alegría que despertó la ilusión de los aficionados. Tras el descanso, Olmes García, figura del partido, marcó el segundo gol para su equipo y a los 61, el mismo García, de cabezazo, le dio la tranquilidad al escarlata, frente a un desmoronado equipo tunjano, que de todas maneras no se entregó. Sobre el cierre del partido, el defensa Jesús Murillo marcó el descuento para el 3-2 final.

Con esta victoria, América subió al octavo puesto de la clasificación, con 23 puntos, pero además tomó un respiro en su frenética lucha por salir de la zona del descenso. El drama continúa, pero la victoria es un alivio para el conjunto que dirige Jorge da Silva.

Suscríbase

Subscribe our Email News Letter to get Instant Update at anytime