INDEPORTES Córdoba: un crimen a nuestros deportistas

INDEPORTES Córdoba: un crimen a nuestros deportistas

Nunca dejaremos de escribir sobre INDEPORTES Córdoba, porque nos parece un verdadero atentado contra nuestros deportistas, Ligas y entrenadores.

Nos gustaría conocer el informe de la gobernación de Córdoba donde habla de la inversión en el deporte a través de INDEPORTES. No es posible mantener unas oficinas con rótulo deportivo y cuyo único fin es propender por el desarrollo del deporte, utilizándolas como fachada para beneficios particulares  y caciques políticos.

INDEPORTES Córdoba se creó en el año 2.000, después que COLDEPORTES descentralizó los institutos departamentales del ente Nacional como forma de impulsar el deporte regional con más fuerza. Hasta 2.006 el Instituto cumplió con la función para la cual fue creado: “apoyo a ligas, deportistas y la recreación y el deporte”. Pero en los años siguientes los caciques del Bajo Sinú y franja costanera (San Antero), se apoderaron del ente sagrado del deporte en nuestro departamento para satisfacer sus apetitos políticos. La voracidad de estos personajes ha sepultado el deporte en Córdoba, sumiéndolo en los últimos lugares del escalafón nacional.

El Bajo Sinú nombró a un profesor de apellido Altamiranda (de la “casa Jatín”), y más sabía “La Popó” de deportes que este personaje. También pasaron por la entidad un distribuidor de café, un ex-alcalde de Lorica apellido Negrete. El "Goyo" Salgado estuvo al frente también y por San Antero un ex-deportista, Robert  Angulo, en quien tuvimos muchas esperanzas pero Robert hacía lo que su jefe político, Martin Morales, ordenaba y la orden era mantener la burocracia y los votos con el dinero del deporte. Actualmente hay uno de apellido Fayad.

Con mucha pena tengo que decirles a estos señores que le hicieron un gran daño a nuestros deportistas en su paso por INDEPORTES y, además, cometieron un crimen. Porque no solo es criminal quien asesina con un arma, también lo es quien cercena y frustra, como en este caso, a nuestros deportistas y eso fue lo que ustedes hicieron. Al desviar el dinero del impuesto al cigarrillo y la telefonía para hacer política a sus jefes, frustraron a nuestros deportistas señores. Y eso es un crimen.

Si en esta columna estamos mintiendo estoy dispuesto a rectificar, siempre y cuando me muestren las personas aludidas los resultados positivos de su gestión durante el tiempo que estuvieron en el cargo.

Por tales razones dolorosamente tengo que decir que esta fachada politiquera llamada INDEPORTES Córdoba DEBE SER CERRADA INSTANDO A LA ASAMBLEA DEPARTAMENTAL  A DEBATIR SOBRE ESTE ADEFECIO.

Suscríbase

Subscribe our Email News Letter to get Instant Update at anytime